jueves, 22 de noviembre de 2012

intimidades


Imagino el cielo como una sonrisa de niño, un baño en agua de mar tan limpia como la de Cala Mondragó o quizá el regusto de NestléPostres después de la siesta. Será eso o mucho más; tal vez todo junto..la sonrisa infantil mientras disfruto del baño masticando chocolate negro contigo y con ellos, y por supuesto con los abuelos, el yerno que me adora.....;)
No imagino aún esa paz que será estar allí con inmensa plenitud ante su sola presencia. El término infinito me da vértigo; necesito aún límites, puntos de referencia, principio y fin, tocar, abrazar... Ya de niña transformaba entonces esa felicidad eterna en simplezas que me llevaban a alcanzarla imaginándome toneladas de Sugus para mi sola, columpios nuevos en el jardín, tener una melena de princesa....Terrenal, apegada a esta tierra que nos regaló y a la gente con la que me colocó para que la disfrutara.
No lo sé ver de otro modo y por ello se lo agradezco cada día.
Si me creó así, así me querrá, digo yo. ¡¿O a eso se le llama tibieza de las narices?!... Horrible término, ni fu ni fa, ni fría ni caliente, dudosa, indecisa, cobarde.... Aún la veo con aquella cara tan dramática amenazándonos en clase de religión: "Vomitará a los tibios, lo dice la Biblia..." y me imaginaba saliendo de Su boca entre lentejas y restos nauseabundos de comida de colegio servida en bandeja de plástico con olor a bayeta rancia. No surgió efecto el DiosMiedoAmenazante que me presentaron, no porque no me diera miedo, que me dió y mucho, sino porque yo intuía algo mejor que, efectivamente, he ido descubriendo en los demás, por los demás y gracias a los demás.
He subido algún peldaño, menos de los que quisiera. Debería, al menos, estar en la mitad de ese ascenso....porque aunque quisiera vivir más de 100, (cosa que veo improbable y más si sigo fumando como fumo), me quedo atascada en los descansillos y no pocas veces me voy pal Sur con una facilidad pasmosa. Este síndrome de up&down quedaría mejor reflejado con la imagen de un ascensor escacharrado donde una quiere subir al ático pero la vieja maquinaria te baja al sótano... ¿o será que no toco el botón adecuado?. He subido algún peldaño porque la vida sigue siendo amable conmigo a pesar de los pesares y tengo la inmensa suerte de ver siempre el lado bueno de las cosas, incluso de las cosas malas. Cuando estoy agotada o no puedo más, sé, no sé porqué pero lo sé, que saldré adelante, no con mis fuerzas, sino por el regalo con el que nací; mi pan bajo el brazo fueron y son las ganas de vivir... ¡cuánto purgaré! ;)

16 comentarios:

  1. Yo creo que algunas cosas de aquí son el anticipo de lo de allí, si no, no lo reconoceríamos al llegar. Yo me imagino que se sentirá algo así como la manita de un bebé prendiendo tu dedo...
    Ah, que llegue tarde, eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! aqui hay momentos de anticipo
      Buenos días!

      Eliminar
  2. Creo que no estamos preparados para pensar en términos intangibles... eternidad, infinito, para siempre... too much para nuestras mentes simplonas y básicas!

    Yo me lo imagino como un lugar genial, en el que de golpe lo entenderemos todo, lo viviremos todo, y lo disfrutaremos todo. En definitiva, seremos un poquito Dios.

    Y por fin estaremos todos juntos...

    Pero no... no tengo ninguna prisa por llegar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nada de prisas!!!
      por fin viernes, parece que las semanas sí tienen prisa...que vuelan es poco...
      Besos

      Eliminar
  3. Marta: gracias por tus palabras que para mi son de ánimo, de Esperanza en el "aquí" y tambien en el "allá".

    El conocimiento internáutico que tengo de tu persona es que nunca has sido tibia. Al contrario, gracias a Dios.

    No soy capaz de imaginarme que hay "allá", y eso que, tambien a mitad del camino (sólo Él lo sabe) pienso mucho en ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Pilar, es inevitable pensar en ello; llevo un mes viéndole la cara a través de 3 amigas del colegio que han sufrido y están sufriéndola...
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Querida Marta. Menos mal que muchos de nuestra generación hemos superado esa visión del "DiosMiedoAmenazante". Después del machaque, se agradece poder respirar ante el Dios Padre que nos quiere como somos. Aunque no tengo demasiado tiempo para comentar, de cuando en cuando me doy un buen atracón de Marta-pies- descalzos. Y de verdad que es un alivio intuirte detrás de lo que escribes. Un beso, morena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sunseeeeeta!!! gran ilusión virtualverte de nuevo. Me acuerdo mucho de ti, beso enorme, gracias!

      Eliminar
  5. Carambolas, Marta!! Debo estar bladiblup porque casi lloro. Preciosísmo tu post. Qué divino es lo humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué divino es lo humano, sí, la revelación natural se hace patente tantas veces a lo largo del día. Un Kleenex y un beso!

      Eliminar
  6. Yo siempre me lo he imaginado INMENSO, no infinito ni cosas parecidas que como no las conozco, no se cómo será. Simplemente me lo imagino así inmenso. :D
    Mis monjas fueron muy poco de DiosMiedoAmenazante así que no tuve que descubrir uno muy diferente.
    ¿Cuando llegue? Pues vaya usted a saber :D
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que suerte tus monjas!!!
      abrazo inmenso, casi como tu cielo!

      Eliminar
  7. ...Pues yo antes me imagino a San Pedro, con las llaves y yo que mientras le enseño una copia cuando le fui a ver en su mismísima tumba de Roma...él (San Pedro) comprueba si mi llave abre esa puerta y entre tanta comprobación, me cuelo por el morro ... y cuela.

    Oye Marta, si yo llego antes y tu llegas a los 100 ...¿Dónde te aguardo sitio para que te me ajutes? ...pero si es alrevés...¡me lo guardas tú, porfi! ¡cerquita y con buenas vistas! :)


    ResponderEliminar
  8. Pobre San Pedro, la que le espera!
    Buen finde

    ResponderEliminar
  9. A mi siempre me ha dado miedo eso de pensar en la eternidad, precisamente por lo que tú dices: soy incapaz de imaginármelo y, eso, me da miedo.

    Me ha gustado mucho eso de "Si me creó así, así me querrá". Me lo aplicaré.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos pensados para entender con límites...lo eterno será una sorpresa, espero que realmente buena!!!!

      Eliminar